Los frutos secos son uno de los alimentos más completos, energéticos, ricos en minerales y con altos nutrientes.